Aprovechamiento del calor de la tierra para producir calefacción y Agua Caliente Sanitaria (ACS) con un consumo mínimo.